PIE: El nuevo equipo de profesionales que se sumó a nuestro Colegio

Las actividades que nos esperan en el Día del Libro 2019
10 abril, 2019
Novo Horizonte realiza intervención para fomentar la asistencia a clases
24 abril, 2019

Siete profesionales -entre sicólogos y educadores diferenciales- conforman el equipo de trabajo que pretende acompañar el proceso educativo de todos los alumnos de nuestra institución.

“Nosotros apoyamos el aprendizaje, no a un alumno en particular. Se apoya a la totalidad del curso”, afirman.

 



Desde el año 2018 que en nuestro Colegio existe un Programa de Integración Escolar -también conocido como PIE- que trabaja en el desarrollo del proceso educativo de todos los estudiantes, sin discriminación alguna.

Pero a partir de 2019 el equipo que trabaja en este programa se expandió y hoy cuenta con siete profesionales, encabezados por el sicólogo Patricio Sampen.

“Esto se generó porque los niños que se atienden con el PIE aumentaron, por lo que esa carga de más alumnas y alumnos tienen que atenderse con más profesionales”, explica el profesional.

Sin ir más lejos, existe una normativa que determina que por cierta cantidad de alumnos, tiene que existir una profesional que los pueda atender. En el 2015 salió en nuestro país la Ley de Inclusión, que determinó que todos los alumnos tienen que ser recibidos en los colegios que tengan programas de integración.

“Ahí los niños se dividen en dos: los que tienen una necesidad educativa transitoria, y quienes tienen necesidades permanentes. A estos últimos hay que acompañar por un largo tiempo, porque en algún minuto esta condición es difícil de revertir, como los niños con síndrome de down o con trastorno espectro autista. En base a eso se trabaja”, explica Miriam Ceballo, educadora diferencial que este año se integró a nuestro establecimiento.

¿Cuál es el principal objetivo de este equipo? “Acompañar el proceso educativo de los niños que ingresan y darles el apoyo para que terminen de manera adecuada su escolaridad. El Colegio estuvo dispuesto a invertir en esto y apoyar a sus alumnos”, agrega María José Guzmán, también sicóloga y quien desde el año 2018 es parte de nuestra institución.

El equipo trabaja en detectar las necesidades de los alumnos en aula común, en compañía de los profesores. Pero también existe un aula de recursos para apoyar distintas habilidades o destrezas.

“A diferencia de otros años, nuestra intervención nos obliga a hacer un trabajo conjunto con los profesores de aula. Tenemos que hacer un trabajo importante con el profesor de asignatura, en función de la necesidad de cada uno de los chiquillos”, agrega Arelis Hidalgo, también educadora diferencial.

“El nombre técnico es DUA, que significa Diseño Universal de Aprendizaje. En este caso la inclusión significa diversificar mi contenido para los distintos tipos de aprendizaje. La idea es planificar en función de todos y trabajar con el profesor de aula. Hoy trabajamos más en aula común, porque la lógica es que el niño se inserte en la sociedad, y no aislarlo”, explica la profesional.

“Nosotros apoyamos el aprendizaje, no a un alumno en particular. Se apoya en la totalidad del curso”, complementa María José Guzmán.

 

“EL APOYO FAMILIAR ES FUNDAMENTAL”

El programa contempla que los apoderados deben firmar una autorización para trabajar con los alumnos nuevos que son captados. “La idea es tener antecedentes sociales del alumno, para tener un panorama completo, conocer sus realidades”, explica el equipo de profesionales.

“Siento que el aporte que hace el programa es reforzar ciertos aspectos socioculturales, se identifican factores de riesgo y tenemos redes de apoyo, derivaciones que se hacen e informes a la familia con la que se trabaja”, agrega Evelyn Velásquez.

De esta manera se establece una relación directa con los papás, con apoyo constante de la casa del alumno. “En la casa tienen que apoyar, o si no, no se ven frutos. El trabajo es con la comunidad educativa completa”, señalan.

-Cuando los apoderados son citados al colegio por este programa…¿cuál es su reacción?

“En general los apoderados valoran el apoyo que se les da a sus hijos. Aún no nos hemos encontrado con algún apoderado que diga que “no quiere apoyo” para su hijo”, comenta María José Guzmán.

-Este equipo lleva algunos años conformándose…¿qué debemos esperar para este 2019?

“Con las nuevas profesionales, sumadas a las que ya estaban, se va a consolidar el proyecto de integración de manera profesional, con los profesores, alumnos y con la comunidad en general. Tengo una alta expectativa, tengo una filosofía de consolidar un equipo de trabajo, a pesar de nuestras diferencias”, señala Patricio Sampen, coordinador general del proyecto.

 


EQUIPO PIE 2019

  • Patricio Sampen, Sicólogo y coordinador PIE

  • María José Guzmán, Sicóloga PIE

  • Evelyn Velásquez, Educadora diferencial

  • Miriam Ceballo, Educadora diferencial

  • Arelis Hidalgo, Educadora diferencial

  • Romina Rivas, Educadora diferencial